Conflictos con garantías paneles y otros componentes

Muchas de las instalaciones solares fotovoltaicas que funcionan actualmente se montaron vertiginosamente por la premura que imponía la fecha tope del RD661/2007. Esta circunstancia, provocó que tuvieran que hacerse algunas compras de paneles y otros elementos contra el reloj, siendo difícil encontrarlos en el mercado en plazo y con las suficientes garantías.

Tras ponerse en marcha las instalaciones, empezaron a surgir en los primeros meses en algunas de ellas, defectos que no están respaldados con claridad por las garantías.

Un ejemplo notable es el fenómeno de “yellowing” en paneles, que hace que éstos tomen un aspecto amarillento ignorándose con exactitud a día de hoy, si el proceso de degradación podría provocar un envejecimiento prematuro de las capas de aislamiento de las células. De confirmarse, esto afectaría a la producción y a la propia muerte del mismo. En algunos casos, el propio fenómeno de yellowing en un estado incipiente podría ya afectar a la producción.

No es el único defecto que se está detectando en paneles, otros defectos como “hot spots” pueden ser descubiertos tras un análisis termográfico en campo, y son causa suficiente para cursar una reclamación al proveedor.

“Yo quiero analizar mi planta solar y si se confirma mi sospecha, presentar una reclamación contra mi proveedor”

Si tienes la sospecha de que tu planta no produce adecuadamente, efectivamente debes analizarla para identificar el problema. Piensa que las instalaciones fotovoltaicas funcionan agrupando paneles en serie formando ramas (ramas de entre 12 y 24 paneles son habituales). Esto quiere decir que, un defecto en un solo panel de una rama, puede influir en todo el resto de la rama y por tanto en la producción de electricidad de muchos paneles.

Solicita un análisis de tu planta. Contacta con nosotros.

Por ejemplo, mediante un sencillo análisis termográfico se pueden detectar en minutos, los paneles defectuosos y tomar medidas inmediatas como separarlos de una rama para que no afecten a la producción de los paneles vecinos. Después podemos preparar para ti, la oportuna reclamación al proveedor y si es necesario, haremos pasar el panel u otro equipo de tu planta por un laboratorio homologado para disponer de un informe independiente emitido por él.

La reposición de paneles por los fabricantes, no es a menudo sencilla, y desde luego implica unos costes importantes para el comprador en el caso de proveedores no europeos.

Otros componentes de la instalación, como el inversor, auténtico corazón de una instalación solar fotovoltaica, pueden influir en el rendimiento de la planta de una forma decisiva. Las coberturas por garantía o una asistencia adecuada no siempre responden a lo ofrecido por el fabricante en el momento de la compra.